Un semáforo como metáfora para 2020

traffic-lights

Mi esposo Julio César tomó esta foto receintemente. Muestra tres señales de tráfico. Dos de ellos tienen las luces verde y roja encendidas, el otro tiene una flecha roja de “no girar a la izquierda” encendida. Es una gran metáfora para 2020.

Por un lado, la imagen es inusual, diferente a todo lo que he visto antes. En todos mis años como conductora, nunca había llegado a una intersección que me diera tan poca orientación sobre qué hacer a continuación. Así es como he experimentado el 2020.

Mucho de lo que está sucediendo este año se siente nuevo y más allá de nuestras pasadas experiencias. Nunca habíamos experimentado el cierre de las escuelas por tantos meses o que el gobierno impusiera una ordenanza para que las familias se refugiaran en sus hogares debido a un virus mortal. Al mismo tiempo, al igual que el confuso mensaje de la foto de la intersección, gran parte de lo que presenciamos se remonta a una versión más oscura de las cosas que hemos experimentado antes. Los asesinatos de Ahmad Arbery, Breonna Taylor y George Floyd provocan en nosotros un canto fúnebre bajo y triste que hemos escuchado antes, pero que nos encontramos gimiendo de nuevo.

Hay algo claro sobre el 2020, todos estábamos operando en un territorio nuevo y horrible con pocas instrucciones sobre cómo avanzar. A continuación, las luces de la calle que funcionan mal envían señales mixtas. Me imagino la canción “¿Debería quedarme o debería irme ahora?” jugando en mi cabeza mientras miro esta imagen. “Si me quedo, habrá problemas. Si me voy, tendré el doble “.

Mucha gente eligió mudarse este año, estar más cerca de la familia, estar más cerca de la naturaleza. Los acontecimientos del 2020 forzaron las siguientes preguntas; ¿A dónde debo ir?, ¿debo ir al funeral de mi abuelo?, ¿debo quedarme en casa?, ¿debo ir al supermercado?, ¿debo ir a trabajar?, ¿debo ponerme en cuarentena?,¿debo enviar a mis hijos a la escuela o dejarlos en casa?

Nos hemos enfrentado a tantas interrogantes. Las comunidades Negras y Latinas experimentaron casi 3 veces la cantidad de muertes de COVID-19 que las comunidades blancas. Los trabajadores más vulnerables cuyos trabajos requieren que se presenten en un lugar físico para trabajar (como trabajadores agrícolas, trabajadores de plantas procesadoras de carne, trabajadores de Wal-Mart y Amazon), han sido considerados trabajadores esenciales.

Sin embargo, no reciben los beneficios de la prestación por condiciones de trabajo de alto riesgo y muchos de ellos están poniendo en riesgo su salud y la seguridad de sus familias al ir a trabajar todos los días. Millones de personas que fueron despedidas durante la pandemia mundial de COVID-19 lucharon para comer y pagar el alquiler mientras los oficiales electos en DC jugaban con la vida y salud de los individuos que juraron proteger.

Finalmente, la tercera lección obtenida de esta extraña foto en un tiempo como este es, “sigue adelante”. Este año he estado compartiendo el mensaje de mi próximo libro; Prosperando en la lucha: un manual de supervivencia para Latinas a la vanguardia de la lucha (“Thriving in the Fight: A Survival Manual for Latinas on the Front Lines of Change”), he tenido el privilegio de hablar con tantas mujeres negras y latinas que a pesar de todos los obstáculos no se detendrán en su empeño por forzar el cambio social que nuestras comunidades latinas y negras merecen.

Hablé con cientos de organizadoras y líderes de diferentes partes del mundo. No se detienen, su misión es importante. Mis hermanas seguirán adelante. Vi una publicación con una imagen que pintó Ms. Rika Tyler mi hermana y mentora en el movimiento por el cambio social. Decía: “Sin embargo, ella persistió”. Si bien la frase se ha vuelto popular por haber sido utilizada por el líder de la mayoría en el senado estadounidense, Mitch McConnell para silenciar a la senadora Elizabeth Warren durante un debate en el senado, originalmente vino de la Biblia.

Viene de una interacción entre Jesús y una mujer que no se rindió en su pedido de ayuda de Jesús para su hija. Ella persistió en dar a conocer su necesidad hasta que fue escuchada y satisfecha. Eso es lo que me da más fe, ya que este año está llegado a su fin.

A pesar de los múltiples flagelos: la pandemia global de COVID-19, los grupos supremacistas blancos que acechan en el fondo tratando de intimidar a las comunidades de negras y latinas, una economía hecha jirones y una democracia que se tambalea, vemos un crecimiento centrado en el amor y liderado por jóvenes. El movimiento de “Black Lives Matter” (Vidas negras importan) que está produciendo un cambio real, los jóvenes DREAMers (Soñadores) alegres y enojados están desafiando a la administración entrante a ser audaces, y las mujeres negras y latinas impulsaron la mayor participación electoral en la historia de Estados Unidos.

Deténte, avanza, cede el paso, gira a la izquierda, gira a la derecha. Enfrentamos estas opciones todos los días. Pero durante 2020 cada una de estas opciones tuvo un significado adicional.

Sin embargo, hoy tengo fe porque a pesar de que las vidas de nuestras familias están en la línea de fuego; persistimos. ¡Bienvenido 2021, estamos listas para lidiar con lo que traigas!